Las Obras

Cada artista podrá someter a consideración del Comité de Selección un máximo de tres obras pictóricas en el siguiente formato:

Bidimensional: Formato individual con una medida máxima de 150 centímetros en cada uno de sus lados.

Los trabajos propuestos deberán estar integrados por materiales y elementos que permitan su montaje futuro. En ningún caso se aceptarán obras de consistencia efímera, ni que contengan elementos que pongan en peligro la seguridad de las personas o el inmueble. En caso de ser seleccionadas, todas las obras deben estar listas para su exhibición. Cualquier obra que no respete las especificaciones antes mencionadas será descalificada.

La Bienal aceptará solamente obras inéditas, propiedad del autor, realizadas a partir del año 2016 que no hayan sido expuestas física o virtualmente, ni hayan sido puestas a consideración en otros certámenes.  Serán inadmisibles las réplicas de trabajos anteriores.

El concepto de la Bienal será:  “El Arte y la Paz”

El arte genera una conciencia sobre el valor del ser humano, sobre su esencia e integralidad. Nos abre un mundo de posibilidades para generar nuevas oportunidades de una vida digna y gratificante. El arte cura al individuo y restaura los vínculos sociales.

Utilizar al arte como una herramienta para generar la paz es una tarea urgente, ya que en el mundo existen muchos países inmersos en situaciones de conflictos internos o con sus vecinos, pero afortunadamente, también observamos la existencia de esfuerzos y voluntades que luchan día tras día por la paz y por el arte, propuestas que apoyan valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida que promueven pacíficamente tanto la diversidad cultural como la biodiversidad, con el ánimo de lograr la supervivencia del planeta en condiciones de equidad, solidaridad, democracia, sustentabilidad y respeto por los derechos humanos y del medio ambiente.

El contexto de la Bienal se abre para su interpretación, análisis o experimentación  a partir del arte como herramienta para generar la paz.

Compartir